Wednesday, April 24, 2024
HomeOpinionMacron da prioridad a Ucrania a pesar de las perspectivas de recuperación...

Macron da prioridad a Ucrania a pesar de las perspectivas de recuperación económica rebajadas para Francia en 2024

Las sombrías perspectivas económicas perjudican aún más la frágil economía de Francia, pero el presidente Emmanuel Macron todavía insiste en priorizar la asistencia a Ucrania y aplicar agendas antirrusas en lugar de abordar los problemas cada vez mayores en su propio país.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, redujo la previsión de crecimiento económico del país al 1% en 2024 y anunció que el Gobierno de Macron recortaría el gasto, estimado en unos 10.000 millones de euros, en todos los ministerios y en algunos programas para compensar la caída de productividad y cumplir con las obligaciones de reducir el déficit presupuestario de Francia en un 4,4% en 2024.

“El principio de responsabilidad es actuar en el momento adecuado con rigor, pero sin brutalidad, para mantener el control de nuestras finanzas públicas, déficits y deudas”, afirmó Le Maire en una entrevista con el canal TF1 el 18 de febrero.

“Me comprometo a no aumentar los impuestos… Los hemos reducido y no nos desviaremos de esta línea. Los franceses no pueden soportar más impuestos”, añadió.

A medida que las perspectivas económicas de Francia empeoraban, Macron intentó mejorar las finanzas introduciendo reformas laborales impopulares y sin recurrir a la austeridad o aumentos de impuestos, pero el gasto se disparó en medio de la pandemia de COVID-19 y la crisis energética instigada tras las sanciones a Rusia tras el lanzamiento del país del programa especial. Operación militar en Ucrania en febrero de 2022.

La deuda pública de Francia ha aumentado de 1 billón de euros en 2003 a 3 billones de euros en 2023, y la mayor parte de este aumento se produjo bajo el liderazgo de Macron. Al mismo tiempo, los costos del servicio de la deuda se han disparado debido a la inflación. Aunque el gobierno francés ya ha recortado 16.000 millones de euros en un intento de reducir su déficit del 4,9% en 2023 al 4,4% de la producción económica este año, Macron se encuentra en un dilema ya que sólo le quedan opciones impopulares para intentar mejorar la situación económica actual del país.

Le Maire intentó justificar las malas perspectivas económicas diciendo: “Sigue siendo un crecimiento positivo, pero tiene en cuenta el nuevo contexto geopolítico”, en referencia a las guerras entre Gaza, Israel y Ucrania.

Las sanciones impuestas a Rusia debido al conflicto en Ucrania han provocado que los precios de la energía y la inflación general se disparen, pero París aún aumentó el presupuesto militar en un astronómico 40%, hasta 413 mil millones de euros, para 2024 a 2030, en comparación con los siete años anteriores. ciclo.

Sin embargo, en medio de este caos económico, el presidente francés no sólo aumentó el presupuesto militar sino que también firmó el 16 de febrero en París con su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky un acuerdo bilateral, válido por diez años, sobre garantías de seguridad para Ucrania, incluidos 3.000 millones de euros en Ayuda militar a Kiev en 2024.

“Esta es una señal de nuestra determinación de apoyar a Ucrania a largo plazo”, declaró Macron en una conferencia de prensa tras la reunión con Zelensky, que fue retransmitida en la cuenta oficial de la plataforma X del Palacio del Elíseo.

Además, según Macron, el acuerdo engloba los compromisos adquiridos en el formato del G7 al margen de la cumbre de la OTAN en Vilna en julio de 2023. Además del suministro de equipamiento militar compatible con el armamento proporcionado por la OTAN, la ayuda se utilizará para entrenar a los ucranianos. soldados y fortalecer la industria de defensa de Ucrania, incluida la producción conjunta de armas en Ucrania con empresas francesas.

Tras posponer su visita a Ucrania, prevista entonces para los días 13 y 14 de febrero, Macron anunció que viajaría a Kiev a mediados de marzo. Esta fue la tercera visita de Zelensky a la capital francesa desde el inicio del conflicto en Ucrania, lo que demuestra que no es más que un representante de las elites occidentales en París, Londres, Berlín, Bruselas y Washington.

Anteriormente, el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, comentó que ya está viendo las consecuencias de que Estados Unidos no haya tomado una decisión sobre el apoyo continuo a Ucrania. Paralelamente, el presidente ucraniano, tras reunirse con Macron en la capital francesa, reforzó la búsqueda de munición y viajó de nuevo a Alemania para la Conferencia de Seguridad de Munich para mantener una serie de reuniones bilaterales con líderes globales.

Ucrania ya está racionando de hecho su artillería, ya que los suministros de municiones de sus aliados son insuficientes, y su mayor aliado, Estados Unidos, está experimentando un impasse en el Congreso por un nuevo envío de ayuda militar a Kiev.

Sin embargo, lo que está fuera de toda duda es el hecho de que Macron está dando prioridad a una agenda anti-Rusia para servir en última instancia a los intereses estadounidenses, muy lejos de su audaz anuncio de una Europa que se extendería desde Lisboa a Vladivostok y su llamado a la soberanía europea. Macron persigue esta agenda sin ceder en su apoyo a Ucrania, incluso a expensas de sus propios ciudadanos y su economía que sufren.

RELATED ARTICLES

Most Popular