Monday, July 22, 2024
HomeEstados UnidosLos votantes estadounidenses presionan a los candidatos al Congreso para que solucionen...

Los votantes estadounidenses presionan a los candidatos al Congreso para que solucionen la crisis de la vivienda

Desde los suburbios de Nueva York hasta la zona rural de Montana, los candidatos al Congreso de Estados Unidos están recibiendo críticas de votantes estresados ​​por los estratosféricos costos de la vivienda, según mostraron entrevistas con campañas demócratas y republicanas y encuestas de Reuters/Ipsos.

En una entrevista, el representante demócrata Pat Ryan dijo en una parada de campaña en su distrito del estado de Nueva York que la gente se queja con frecuencia de tener problemas para encontrar una casa o un apartamento que puedan pagar. Ryan busca conservar su escaño, una de las dos docenas de contiendas reñidas que su partido debe ganar en las elecciones del 5 de noviembre si quiere lograr una mayoría en la Cámara de Representantes.

“Yo diría que ahora mismo… en toda la región -el valle del Hudson al norte de la ciudad de Nueva York- el punto número uno de dolor y presión económica es la asequibilidad de la vivienda”, dijo Ryan, quien quiere que el dinero de la ley de infraestructura de 1 billón de dólares del presidente demócrata Joe Biden se destine a ayudar a la construcción de viviendas.

Una encuesta de opinión de Reuters/Ipsos en mayo encontró que los votantes calificaron la escasez y el costo de la vivienda como su segunda preocupación económica más importante, después de los temores al estancamiento de los ingresos y el aumento de los precios.

Las preocupaciones económicas también son centrales en la contienda entre Biden y su rival republicano Donald Trump. La capacidad del ganador para implementar su agenda dependerá en parte de quién controle el Congreso.

Según la firma de servicios inmobiliarios Zillow, los precios de las viviendas a nivel nacional han aumentado alrededor de un 50% en los últimos cinco años, y los alquileres se han incrementado un 35% en los últimos cinco años. En Kingston, Nueva York, a unos 160 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York y en parte en el distrito de Ryan, los valores de las viviendas han aumentado un 75%, mientras que los alquileres han aumentado un 58% en ese período.

Pagar una vivienda promedio en Estados Unidos requirió un 12% más de los ingresos del hogar en 2023 que en 2019, en comparación con un aumento del 1,3% durante los cuatro años anteriores, según mostraron los datos de la Reserva Federal de Atlanta.

Si bien los ingresos familiares han aumentado, los costos de la vivienda y los aumentos de los precios de los alimentos y otros productos básicos provocados por la inflación han borrado esas ganancias. Algunas familias viven con el temor de no poder mantener un techo sobre sus cabezas.

“No hay duda de que los costos de la vivienda se han vuelto tan inalcanzables para muchos”, dijo el representante republicano Marc Molinaro, cuyo distrito de Nueva York es considerado por analistas no partidistas como uno de los más disputados del país.

Las áreas metropolitanas de media docena de los estados más competitivos en noviembre (Arizona, Georgia, Michigan, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin) vieron un aumento promedio en los alquileres del 44% entre 2019 y 2024, según Zillow.

En Nevada, la senadora demócrata Jacky Rosen, que se presenta a la reelección, hizo un anuncio de campaña en el que decía: “Tenemos que hacer algo con el costo de la vivienda. La vivienda en Nevada debería ser asequible para las familias de Nevada”.

Su rival republicano, el veterano del ejército estadounidense Sam Brown, pidió en las redes sociales reducir la regulación para acelerar la construcción de viviendas y ofrecer créditos fiscales a los compradores de viviendas individuales.

La senadora por Wisconsin Tammy Baldwin, demócrata que se postula a la reelección, dijo a Reuters que quiere imponer un impuesto a los inversores que posean más de 15 viviendas unifamiliares. Estos compradores han comprado y revendido casas a precios drásticamente superiores. Los ingresos fiscales ayudarían a construir y mantener unidades de vivienda asequibles.

Eric Hovde, el principal candidato a la nominación republicana para desafiar a Baldwin, dijo en un video en línea que la inmigración estaba agravando los altos costos de la vivienda.

El senador demócrata de Montana Jon Tester, uno de los demócratas más vulnerables de la cámara, ha destacado la asequibilidad de la vivienda como un tema clave, en su esfuerzo por mantener a raya el desafío del republicano Tim Sheehy.

El representante estadounidense por Arizona, Rubén Gallego, un demócrata que se postula para el escaño en el Senado estadounidense que dejó vacante la independiente jubilada Kyrsten Sinema, atribuyó la crisis de la vivienda en su estado a los salarios estancados, los materiales caros, la escasa mano de obra en la construcción y los jubilados con mucho dinero en efectivo que se mudan al estado.

Su rival republicana, Kari Lake, también argumentó que la inmigración está contribuyendo a la crisis de vivienda.
A nivel federal, Biden ha propuesto construir y preservar más de 2 millones de viviendas y un crédito fiscal para quienes compren su primera vivienda, pero el Congreso no ha adoptado esos planes.

En enero, la Cámara controlada por los republicanos aprobó un proyecto de ley que incluía la expansión del crédito fiscal para viviendas de bajos ingresos, pero el proyecto se estancó en el Senado, de mayoría demócrata.

Mike Atkin, de 66 años, fue propietario de una casa en Suffern, Nueva York, pero la perdió en un divorcio y se quedó sin hogar durante unos dos años.

Atkin, que ahora vive en un apartamento tipo estudio para personas mayores después de haber ganado la lotería, dijo que estaba considerando votar por Ryan, el demócrata, y que la vivienda será un factor en su decisión. “Quiero votar por personas que quieran abordar este tema”, dijo.

La estratega política Alyssa Cass de Slingshot Strategies, una demócrata que trabajó en la campaña anterior de Ryan, dijo que cualquier candidato que no hablara sobre vivienda “en los primeros cinco minutos” estaba condenado al fracaso.

“En cada grupo de discusión, lo que más les preocupa es: ‘No puedo permitirme comprar una casa'”, dijo Cass. “¿Cómo puede alguien sentirse bien con su situación económica cuando su vivienda está en crisis?”

RELATED ARTICLES

Most Popular