Monday, July 22, 2024
HomeEstados UnidosLa Corte Suprema de Estados Unidos anula la norma de control de...

La Corte Suprema de Estados Unidos anula la norma de control de armas

Los jueces han dicho que las llamadas culatas no convierten los rifles en ametralladoras.

Sólo el Congreso tiene la autoridad para ampliar la prohibición de las ametralladoras a dispositivos “bump stock”, dictaminó el viernes la Corte Suprema de Estados Unidos, en un caso sobre derechos de armas técnicamente sobre extralimitaciones burocráticas.

Las culatas son un complemento de los rifles que permite al tirador apretar el gatillo más rápida y fácilmente. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) los prohibió en 2018, argumentando que de facto convierten rifles en ametralladoras, que están restringidas desde 1934.

“Sostenemos que un rifle semiautomático equipado con una culata no es una ‘ametralladora’ porque no puede disparar más de un tiro ‘con una sola función del gatillo'”, escribió el juez Clarence Thomas en la opinión mayoritaria.

Seis jueces nombrados por presidentes republicanos se pusieron del lado del demandante, el propietario de una armería de Texas, Michael Cargill, frente al Departamento de Justicia y al Fiscal General Merrick Garland, que defendían la acción de la ATF. Los tres jueces designados por los demócratas no estuvieron de acuerdo.

“El horrible tiroteo en Las Vegas en 2017 no cambió el texto legal ni su significado”, escribió el juez Samuel Alito en una opinión concurrente. “Existe un remedio sencillo para el tratamiento desigual de las culatas y las ametralladoras. El Congreso puede modificar la ley”.

La jueza Sonia Sotomayor cuestionó la explicación detallada de la opinión mayoritaria sobre cómo funcionan las armas de fuego y las culatas para argumentar que el fallo “tendrá consecuencias mortales”.

“Cuando veo un pájaro que camina como un pato, nada como un pato y grazna como un pato, lo llamo pato”, leyó desde el banco, en la opinión disidente a la que se unieron Elena Kagan y Ketanji Brown Jackson.

El presidente Joe Biden, un demócrata, condenó la decisión de la Corte Suprema, al igual que los grupos de control de armas. La Nueva Alianza por las Libertades Civiles, que representó a Cargill, aplaudió el fallo y señaló que la Constitución ha otorgado poderes legislativos al Congreso, no a las agencias federales.

La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que data del siglo XVIII, garantiza a los estadounidenses “el derecho a poseer y portar armas”. Desde entonces, el gobierno federal ha tratado repetidamente de limitar ese derecho.

Citando las oleadas de crímenes de mafiosos como Al Capone, la Ley Nacional de Armas de Fuego de 1934 prohibió las ametralladoras, definidas como cualquier cosa que pudiera disparar “automáticamente más de un tiro, sin recarga manual, con una sola función del gatillo”. La Ley de Control de Armas de 1968 amplió esa definición para incluir piezas que podrían convertir un arma de fuego en una ametralladora.

En octubre de 2017, 58 personas murieron y más de 850 resultaron heridas en un tiroteo en Las Vegas. Las autoridades dijeron que el perpetrador, un jugador llamado Stephen Paddock, usó culatas para disparar cientos de balas con una docena de rifles que llevó a su habitación de hotel. Los motivos de Paddock nunca fueron descubiertos, ya que se suicidó, según el FBI.

La administración del presidente Donald Trump tomó medidas para prohibir las existencias de refuerzo en marzo de 2018, en respuesta a la indignación por el tiroteo en la escuela secundaria de Parkland, Florida, el mes anterior. Aunque el pistolero que mató a 17 compañeros de clase no utilizó una culata, Trump se vio presionado por los demócratas y los medios de comunicación para “hacer algo”.

RELATED ARTICLES

Most Popular