Tuesday, May 28, 2024
HomeNoticiasImportantes opinion noticias¿Qué hay detrás de las plagas de cucarachas "mutantes" en España?

¿Qué hay detrás de las plagas de cucarachas “mutantes” en España?

Se cree que el aumento de las temperaturas en España es la causa del creciente número de cucarachas germánicas resistentes a los insecticidas.

El clima podría estar causando un preocupante aumento del número de plagas de cucarachas en España, así como alteraciones en su composición genética.

En lo que va de año, las autoridades españolas han informado de un aumento significativo de las infestaciones, un 33% más que en 2023.

Según los expertos, las cucarachas “mutantes” se deben a las temperaturas récord. El aumento del calor acelera los ciclos metabólicos de las plagas, algo especialmente evidente en el caso de la cucaracha germánica. Esto es preocupante, ya que esta variedad es frecuente en hogares y empresas relacionadas con la alimentación.

Las temperaturas más cálidas de lo normal también significan que la época de cría de estas criaturas se está alargando y que su resistencia genética a los insecticidas convencionales ha aumentado.

Todos estos factores están relacionados con un problema de salud pública más amplio y grave, con avistamientos más frecuentes tanto en establecimientos residenciales como comerciales.

¿Cómo ha provocado el cambio climático estos cambios en las cucarachas?
Jorge Galván es director de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA). En declaraciones al diario ’20 Minutos’, afirma que los expertos temen que este cambio genético dificulte el control eficaz de la población de cucarachas.

Sin embargo, los controladores de plagas están intentando luchar contra el creciente problema. Están pasando a utilizar métodos menos invasivos y más sostenibles, que van desde la mejora de las prácticas de saneamiento hasta las trampas mecánicas.

La necesidad de estos métodos diferentes parece ser el calentamiento global. En los últimos años, España ha pasado gradualmente de un clima subtropical a un clima tropical, lo que propicia periodos activos más largos para plagas como las cucarachas.

La cucaracha germánica se detectó por primera vez en Europa en el siglo XVIII y se controló con diversos métodos durante décadas.

En los años 90, la fumigación de los insectos se sustituyó por el uso de “cebos dulces”, que contienen insecticidas. Éstos liberan menos sustancias químicas que pueden dañar el medio ambiente.

La raza actual de cucarachas es cada vez menos sensible a este tipo de insecticidas, lo que significa que pueden sobrevivir más y durante más tiempo.

La variedad germánica estuvo aislada en el pasado en la región de las Islas Canarias, frente a la costa de Marruecos, hasta zonas peninsulares como Andalucía y la costa mediterránea, así como las Islas Baleares, al este de España.

Las cucarachas tienden a salir de su propia forma de hibernación cuando se acerca la primavera y ahora, con el aumento de las temperaturas, la proliferación de estas plagas en España es un problema de salud pública cada vez más preocupante.

RELATED ARTICLES

Most Popular