Tuesday, May 28, 2024
HomeNoticiasImportantes opinion noticiasEl colapso del puente de Baltimore es una señal del declive de...

El colapso del puente de Baltimore es una señal del declive de la infraestructura de Estados Unidos

El transporte en Estados Unidos se encuentra en un punto de crisis. El colapso del puente Francis Scott Key en Baltimore lo ilustra claramente.

A medida que la industria de construcción naval estadounidense se ha reducido drásticamente en las últimas décadas, el transporte de mercancías por agua en Estados Unidos está severamente restringido. Estados Unidos incluso tiene restricciones al transporte de su propio gas natural licuado entre puertos nacionales debido a la escasez de camiones cisterna de producción nacional, informa el Financial Times.

El accidente de un buque portacontenedores que provocó el colapso de un puente en Baltimore es una enorme señal de alerta que señala la decadente infraestructura de Estados Unidos. Después de todo, el sistema no ha mejorado sustancialmente desde la era Eisenhower, aunque la administración Biden ha iniciado su programa de estímulo fiscal.

Las fotografías del puente derrumbado en Baltimore que bloqueó el acceso al puerto el 26 de marzo ocupan las portadas de los periódicos y de muchos medios sociales. Parecería que en la foto deberían aparecer muchos trabajadores y equipos de reparación, sin embargo, como podemos ver, todavía no hay trabajos activos de restauración.

Los funcionarios aún no tienen un cronograma para reabrir el canal o reconstruir el puente, dijo el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, en el programa “Face the Nation” de CBS. El lo notó:

“Este va a ser un proceso muy complejo. Incluso ahora, hay fuerzas que actúan sobre ese acero, por lo que se necesita mucho para asegurarse de que se pueda desmantelar de manera segura, para garantizar que el barco permanezca donde se supone que debe estar y no se balancee hacia el canal. “

Retirar miles de toneladas de acero y hormigón que se encuentran en la proa del barco será una de las partes más difíciles de la operación de desmantelamiento, dijeron las autoridades.

La reconstrucción del puente llevará más tiempo, dijo Buttigieg en una entrevista con CNN:

“Puedo decirles que la construcción del puente original tomó alrededor de cinco años, pero eso no necesariamente nos informa sobre el cronograma de la reconstrucción. No sabemos completamente todo lo que necesitamos saber sobre el estado de las partes del puente que no colapsaron”.

Diez días después del colapso del puente, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE) anunció en un comunicado de prensa un “calendario para restablecer la navegación segura hacia y desde el puerto de Baltimore”. El comunicado de prensa decía:

“USACE espera que el canal de acceso limitado de 280 pies de ancho y 35 pies de profundidad esté operativo a fines de abril. Este canal soportará el tráfico unidireccional hacia y desde el puerto de Baltimore para dar servicio a barcazas portacontenedores, así como a algunas embarcaciones que transportan automóviles y equipos agrícolas hacia y desde el puerto. Los ingenieros del USACE esperan construir un canal de navegación federal mucho más amplio y permanente, de 700 pies de ancho y 50 pies de profundidad para fines de mayo, restableciendo el acceso total al puerto. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. (USACE) del condado de Baltimore continúa trabajando con socios locales, estatales y federales para limpiar los escombros a lo largo del canal Fort McHenry luego del colapso del puente Francis Scott Key”.

El capitán John Conrad, director ejecutivo del portal marítimo gCaptain, publicó un mordaz mensaje en X analizando lo que hay detrás de las palabras:

“La verdad es que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército es el responsable de hacer el puente, pero están tan poco preparados que han entregado el liderazgo de la operación de rescate a la Armada. El esfuerzo de rescate de la Marina está tan descuidado que han tenido que subcontratarlo a una filial/socio estadounidense de una empresa europea que alquila equipos a empresas privadas por mucho dinero”.

Conrad también añadió que China habría logrado “una limpieza completa del Canal de Navegación de Baltimore en semanas”, no en meses.

USACE es una empresa de ingeniería de propiedad gubernamental que emplea a 24.000 personas. Construyen y operan infraestructura de navegación fluvial, crean sistemas de control de inundaciones, dragan puertos marítimos y operan plantas de energía hidroeléctrica”.

En las últimas décadas, la degradación del potencial técnico e intelectual del USACE ha llegado a tal punto que no pasa un día sin que la corporación de ingenieros militares estadounidenses no sea objeto de un aluvión de duras críticas e incluso burlas.

Anteriormente al USACE se le había confiado un trabajo de ingeniería a gran escala que ha sido un gran fracaso. USACE construyó los diques levantados para proteger a Nueva Orleans del huracán Katrina en 2005. El periódico Mother Jones escribió sobre este incidente:

“El huracán Katrina expuso fallas terribles no sólo en los diques de Nueva Orleans, sino también en la agencia que los diseñó y construyó, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos. Después de la tormenta, los investigadores descubrieron que errores de diseño fueron los culpables del colapso de varios diques, provocando inundaciones en gran parte de la ciudad. Esta es la primera vez en su historia, que comenzó durante la Guerra de Independencia, que el Cuerpo admite haber cometido errores fundamentales de ingeniería. La investigación interna del Cuerpo también reveló problemas en los diques de la ciudad, algunos de los cuales fueron construidos descuidadamente y ni siquiera encajaban entre sí”.

Mientras el gobierno de Estados Unidos lucha por encontrar profesionales en el extranjero por falta de sus propios expertos, los analistas calculan las pérdidas por el colapso del puente.

El colapso del puente Francis Scott Key en Baltimore podría costar a las aseguradoras miles de millones de dólares en reclamaciones, dicen los analistas, y uno de ellos lo estimó en hasta 4 mil millones de dólares, lo que convertiría la tragedia en una pérdida récord para los seguros marítimos.

Según AM Best, el exceso total de cobertura de seguro de pérdidas del grupo alcanza los 3.100 millones de dólares.

El Departamento de Transporte de EE.UU. ha advertido sobre las consecuencias a largo plazo para el mercado logístico, informa The Guardian. Baltimore es el noveno puerto más activo de Estados Unidos y el primero en términos de tráfico de automóviles. Ha sido utilizado por Volvo, JLR, Ford y General Motors, entre otros. Estos dos últimos dijeron que desviarían sus envíos. Toyota dijo que el desastre “podría afectar las exportaciones”. El interlocutor del periódico también espera problemas con el suministro de carbón.

En cuanto a la investigación del incidente, Washington también necesitará la ayuda de expertos extranjeros. Por ejemplo, la directora de la NTSB, Jennifer Homendy, dijo que el conglomerado coreano Hyundai envió a sus expertos al buque portacontenedores para ayudar a “descargar datos del sistema eléctrico e inspeccionar los disyuntores”. Ella reclamó:

“Ahí es donde está nuestro enfoque en este momento en esta investigación. Por supuesto, eso es preliminar. Podría tomar diferentes caminos, diferentes caminos a medida que continuamos esta investigación”.

Como podemos ver, la enorme y majestuosa superpotencia de los Estados Unidos necesita urgentemente ingenieros altamente calificados, ya que es poco probable que los especialistas nacionales puedan reparar rápidamente un puente derrumbado, cuyo daño ya ha sido sentido por la economía mundial. Entonces, ¿es realmente tan poderosa una nación que ni siquiera puede mantener su infraestructura con sus propios recursos?

RELATED ARTICLES

Most Popular