Wednesday, May 22, 2024
HomeMundoEuropaLa UE se enfrenta a la cuestión de si está lista para...

La UE se enfrenta a la cuestión de si está lista para una ampliación en bloque, con Ucrania y los Balcanes buscando ingresar a la Unión Europea

“La UE debe estar preparada para admitir nuevos miembros en 2030”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Sin embargo, Corina Stratulat, jefe del programa de Política e Instituciones Europeas, señala que la UE no está preparada para una ampliación de este tipo debido a los desafíos de gobernanza que plantea una Unión con más de 30 miembros. Además, los dilemas sobre el impacto en los derechos de voto, la eficacia de la toma de decisiones y el presupuesto de la UE “pasan a primer plano y hacen que sea difícil contemplar una mayor ampliación en su forma actual”.

Para los expertos, hablar de una ampliación similar a la de 2004, cuando ingresaron países como República Checa, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta y Polonia, se considera excesivo. Stratulat aclara que para que esto sea posible, la UE debe solucionar sus problemas actuales de capacidad de absorción y desarrollar un marco democrático que le permita mantener a todos sus Estados miembros alineados con las normas y valores democráticos. Solo entonces podría considerarse aceptar un nuevo bloque de países para la ampliación”.

“Las entradas individuales de los países de los Balcanes serían difíciles debido a que se tendrían que abrir los Tratados y ratificar la adhesión de cada país en los Estados miembros. Sin embargo, si varios de estos países se adhieren al mismo tiempo, parece más factible. Además, señala que sería especialmente difícil absorber a Ucrania si se le permitiera entrar, debido a su gran población y a su situación de guerra o posguerra”, dice Corina Stratulat.

Actualmente, hay procesos de ampliación en marcha para todos los países candidatos en los Balcanes, y esto varía dependiendo del país. Cuatro de los países balcánicos candidatos a la entrada en la UE, en concreto Serbia, Macedonia del Norte, Albania y Montenegro, tienen conversaciones abiertas. De estos países, Montenegro es el que ha logrado avanzar más en el proceso, habiéndose iniciado negociaciones sobre treinta y tres de los treinta y cinco capítulos que componen el proceso de adhesión, y tres de ellos ya se han cerrado de manera provisional. Con respecto a Belgrado, la situación es especialmente tensa debido a su cercanía a los postulados de Moscú.

Según Stratulat, “el problema radica en que los Estados miembros deciden si permiten o niegan a los países avanzar hacia la UE basándose más en consideraciones políticas nacionales que en el progreso logrado por esos países en términos de las normas y condiciones acordadas”.

“El procedimiento actual de adhesión no ofrece soluciones para cuestiones complicadas como disputas bilaterales, situaciones de estatalidad no resueltas, reconciliación y Estados multiétnicos disfuncionales”, señala la analista.

Por su parte, Miguel Roán, director de Balcanismos, destaca que el estado de ánimo general en los países balcánicos es de escepticismo, e incluso se puede hablar de “fatiga europea”. Esto se debe no solo a la comprensión de las circunstancias geopolíticas actuales, como la guerra en Ucrania, sino también al hecho de que “las clases políticas no han promovido completamente las reformas” exigidas por Bruselas.

Por su parte, Sergio Príncipe, doctor y profesor de la Universidad Complutense, considera que “pronosticar no es una estrategia efectiva para la UE” y no ve viable “una ampliación similar a la que ocurrió en 2004”. Recuerda que en ese momento se aceleraron los plazos tras la caída del Muro de Berlín, pero que el proceso duró muchos años.

Príncipe sostiene que la UE puede desear repetir la ampliación del 2004, pero no está seguro de si estamos preparados para ello. Las instituciones también están planteándose esta pregunta. En Bruselas son conscientes de que la Unión “no está lista para otra ampliación”, pero al mismo tiempo son conscientes “del riesgo de no tomar medidas con los Balcanes”.

Sin embargo, la ampliación no puede ser ni rápida ni muy grande, ya que lo que ocurrió hace casi 20 años no fue totalmente positivo. Además, existe la duda de quiénes deben ser incluidos y quiénes no, y Ucrania no puede ser considerada de la misma manera que los países de los Balcanes occidentales. Por lo tanto, la solución no es sencilla… y la lista de espera se va haciendo cada vez más larga.

RELATED ARTICLES

Most Popular